sábado, 26 de mayo de 2012

Mano de luna


Presentación del libro
Mano de Luna
de
María Rosa Laguna
Cuando me llamó este año, María Rosa un 7 de enero me dio mucha alegría, llevaba tiempo sin verla, -desde el verano- cuando me dijo que iba a editar un libro la alegría se hizo más intensa. Estuvimos hablando sobre el libro, de la ilusión que supone ver editado tu primer libro, cuando me comentó que había pensado en mí para hacer esta presentación, no pude decirle que no. También me vi envuelta en un compromiso: no soy crítica literaria, pero lo importante, pensé, es leer con el corazón y así hice.
Contaba que empezó a escribir sus primeros relatos cuando tenía apenas unos once años, si veía una película ella ponía el final que más le gustaba. De esta ingeniosa manera construye sus historias, mejor dicho, su propia historia, que al fin y al cabo es la que más importa.
Me pidió que no hablara de ella que me centrara en el libro, pero no lo voy a hacer. Quiero que sepan que es una mujer autodidacta y está estrechamente vinculada con la cultura del pueblo, lleva 3 años como monitora del club de lectura El sembrador de palabras, además es  miembro de la Junta Directiva de la revista Caños Dorados, y lleva 2 años en el consejo de redacción de nuestra Revista de Feria.
Hace dos años hizo una exposición de fotografía en la Biblioteca, eran 25 imágenes de flores, en concreto; rosas, en donde cada imagen iba acompañada de un poema. Se considera amante de los libros, maniática de las primeras ediciones, y coleccionista de ellos. A la hora de la compra de un libro le atrae tanto el texto como el diseño de la portada. Decir que sus autores preferidos son: Gustavo Adolfo Bécquer, Carolina Coronado, Antonio Muñoz Molina, Julio Llamazares, Pérez Reverte, Juan José Millás... etc
Pero ¿cómo es el proceso de creación de María Rosa? ¿Cómo una persona que trabaja todo el día puede sacar tiempo para la escritura?
Esa es la clave del título, elegido así no por casualidad, lo ha elegido porque todas las composiciones –menos una, “El abrazo de Helios”- están escritas durante la noche, si por el día se trabaja por la noche se escribe, y aunque parezca mentira, aunque al otro día haya que trabajar esas horas que se le roba al sueño no producen cansancio, no, esa necesidad de decir, de escribir es el alimento del alma.
Mano de Luna, su primer libro, y pienso que no será el último, no es un título azaroso, la luna, como sabemos, representa el principio femenino  y se relaciona con la fecundidad y fertilidad y así es su libro. Está estructurado en 4 partes correspondientes a los cambios de la luna, empieza su obra con Luna Llena y termina con Cuarto Creciente, y así como el ciclo que realiza día tras día de nacer y morir así se desenvuelven algunos de sus relatos. En su libro nos encontramos relatos algunos fechados y otros no, unos recientes con fecha del 18 de octubre del 2011 y otros posteriores del 2009.
Al leer su libro se ve claramente que la autora se siente atraída por la naturaleza, por la lectura, la reflexión, la fotografía, las obras de arte, los animales, la noche, por la belleza de lo pequeño, y cómo no: la luna. Para todo esto hay que ser observadora y ponerse en el lugar del otro, así se mete en la piel de Jacinto un octogenario enfermo, en una flor como en El abrazo de Helios.
Hay mucho de su vida en este libro hay quien evita caer en esto, y hay quien se enfrenta a la escritura como ella sin miedo a contar lo que siente.
Algunos relatos están inspirados en pinturas, como Belleza Mineral en la pintura de Pietro Magni o Memento en Mauricio Ogliastri Sosa por eso digo que hay mucho de su vida, porque a ella le atrae la pintura y piensa con imágenes, con cuadros, con fotos y se refleja a la hora de escribir.
Ella como hiciera Novalis en su poema Himnos a la noche, exalta la luna. Su libro es una balada a Selene. Y como dice el poema del genial poeta:
¿Qué ser vivo, dotado de sentidos, no ama por encima de todas las maravillas del espacio circundante, a la luz jubilosa – con sus colores, sus rayos y sus ondas, dulce omnipresencia al despuntar el alba?
María Rosa dice:
Media noche, esa hora tan cargada de simbolismos. Para los heréticos, la hora implacable de las brujas. Para los soñadores, la hora de cenicienta. Esa en la que todo vuelve a su rutinaria cotidianidad, mostrando así la verdadera imagen del alma y el retrato inequívoco del corazón.
Para terminar, decir que todos estos relatos están enlazados por un único hilo conductor: la luna con todo el poder que esta tiene y representa: capaz de controlar mareas. El otro lado de la luna, el lado oscuro, ese os lo doy para pensar cuando hayáis leído su libro: Mano de Luna. Y como todo tiene su comienzo y final, como las fases de la luna, las edades del hombre y las estaciones, también mi presentación llega a su fin, pero como dije vendrán más libros de esta escritora entregada a la escritura y lectura. Enhorabuena por este regalo que haces a quienes adoramos leer.

-----------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario

cita del día

VIDEOS:José Martí

Loading...

web

Bookmark and Share Creative Commons License Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
ir arriba